Microrrelato (por Francisco Jesús Vizcaíno -2º B-)

Un día por la mañana Jaime decidió dedicarse a tener razas de gallinas. Él empezó con dos gallinas y un gallo. Con el paso de los años, empezó a tener muchas gallinas y vendió unas cuantas para, con el dinero que ganase, comprar más de diferentes razas. Tenía tanta obsesión que dejó a su familia de lado por las gallinas. Con el paso del tiempo fue consiguiendo premios, él iba seleccionando para mejorar y conseguir  las mejores gallinas del mundo. 
El día de su cumpleaños, él se presentó a un concurso y lo ganó, tuvo fama en todo el mundo porque consiguió su reto, ¡ser el mejor gallinero del planeta!
Cuando era viejito y le quedaba poco para morir le dejó sus gallinas a su sobrino. Esa misma noche murió y poco después un experto en gallinas se dio cuenta de que había creado una nueva raza. Su sobrino se hizo rico vendiéndolas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s